lunes, 25 de abril de 2016

Un trekking en el macizo de JBEL SIRWA (Marruecos 1)

Cima de Sirwa con el macizo del Toubkal al fondo

TOUBKAL....
un sueño más, realizado.

Los años pasan....
Ciertos proyectos, sueños, deseos se realizan.
Otros se quedarán en el tintero para una reencarnación, como diría una amiga mía.
Pero esta Semana Santa, un viejo proyecto cayó.
Fue una decisión rápida después de un encuentro con Ángel de Izadi.
Sin pensarlo dos veces, mandamos la fotocopia de nuestros pasaportes y todo se puso en marcha.

El viaje consistió en un trekking de cinco días en el macizo de Jbel Sirwa que nos sirvió de buena aclimatación a la altitud, seguido de la ascensión al Toubkal.

El Jbel Sirwa se sitúa entre dos mundos, el Alto Atlas y el Toubkal al norte y el desierto al sur.
Es un macizo dominado por un volcán extinguido que presenta una gran variedad de paisajes: amplios espacios para ganado, valles verdes, pitones basálticos, profundas gargantas, bonitos pueblos con casas de barro y una cima panorámica, el Sirwa. Es la región del "oro rojo": el azafrán.


Jueves 24/03/2016: Día de viaje
Donostia - Hendaia: taxi a las 5 de la mañana
Hendaia - Bordeaux: tren
Bordeaux - Casablanca - Marrakech: llegada hacia las 5 y media de la tarde

Primera cena en Marrakech

Viernes 25/03: Salimos del hotel a las 8 de la mañana, hacia la región del macizo de Jbel Sirwa al sur, atravesando el Tizi-n-Tischka. Nos esperan unos 350 kms de carretera en furgoneta.
11h: pasamos por el collado del Tichka (2260 m).
14h30: atravesamos el pueblo de Tazenakht, famoso por su mercado de alfombras.
15h30: llegamos a Taliouine, centro comercial del azafrán marroquí.
Aquí tenemos que cambiar de vehículo para llegar por una pista al pueblo bereber de Akhfamane (1200 m) donde nos espera un delicioso cuscús y una primera noche en casa bereber, y de donde empezaremos el trek por la mañana siguiente.

Collado de Tichka

Limpiando nueces de argan

Desde la carretera, a lo lejos, el Toubkal

Primera cena y cuscús en casa bereber

Mejor solo en el patio debajo de las estrellas que con los ronquidos de los amigos

A las 7 de la mañana

Sábado 26/03: Este primer día de trek, pasaremos por los pueblos de Arg Ti-n-Iddar para llegar a Atougha (1775 m) donde nos espera de nuevo una noche en casa bereber. No he entendido muy bien todavía cómo una marcha de 6 a 7 horas se transformó en una de más de 9 horas. Vamos a decir que nuestras mulas se equivocaron. Pero a pesar de esto, fue un día precioso con paisajes muy diversos: pueblos, río, garganta, collados, en un subir y bajar continuo...


8 de la mañana









A lo lejos, por fin, el pueblo de Atougha


Los pueblos de Ti-n-Iddar y Atougha son famosos por su azafrán. La palabra viene de "za'faran", "amarillo" en árabe. En Marruecos, su área de cultivo se limita a la región de Sirwa sobre una superficie de 500 ha. Se producen cada año, dos toneladas de azafrán. Es interesante saber que 120 flores dan un gramo de polvo de azafrán.

Abdel nos enseña una planta de azafrán

Azafrán

Domingo 27/03: Desde Atougha, seguimos remontando hacia el norte, por valles y zonas de cultivo para llegar en cinco horas y media, cerca de la base del Jbel Sirwa a 2600 m de altitud. Esta noche, nos espera dormir en un campamento entre los últimos pastos.

 Atougha

 Saliendo de Atougha

 La escuela

 Cruzando el pueblo


 Minarete y techos del pueblo

 Vamos subiendo

Un pastor en el camino


 Llegando al campamento

 Momento de descanso y reflexión para nuestro guía

Vista hacia el sur

Lunes 28/03: Hoy es el día de nuestra primera cima, el Sirwa (3265 m), formado de rocas basálticas. Es la antigua chimenea de un gran volcán extinguido. Subimos hasta su base en unas tres horas. Dos de nosotros se quedan en el collado con las mochilas, cuatro nos encordamos con nuestro guía Ángel y tres siguen la cordada "por libre". El paisaje desde la cima es grandioso. Se sitúa al sur del Alto Atlas con el macizo del Toubkal nevado al norte situado a unos 50 kms.

 7 de la mañana

 Preparados para salir hacia la base del Sirwa


 Bonitas formaciones basálticas

 Momento de descanso en la subida

 Admirando la belleza de la montaña




 Al fondo, aparece la cima doble del Sirwa

 Mirando hacia el sur

Nos acercamos

 Ya estamos en la base

 Preparando la subida

 En la cima


 Bajando

 Ordenando el material

 Última foto con el Sirwa

Al bajar, compartimos unas lonchas de ibérico, salchichón y queso Idiazabal, como muy a menudo durante estos días, comida sacada como por arte de magia de la mochila de Ángel... y esto hasta en el tren de vuelta entre Bordeaux y Hendaia.
Después de esta comida de reyes, nos quedan unas tres horas para llegar al pueblo de Tizgui (2200 m) donde dormimos en L'Auberge Tizgi.

 Ahora queda bajar...


Gabon!!!!

Martes 29/03: Antes de empezar nuestra marcha, visitamos el pueblo de Tizgui, pueblo de unas 40 familias y uno de los más bonitos del valle de Sirwa, escalonado en la pendiente encima de un verde valle. Visitamos también su Agadir adosado al acantilado, situado en una cueva. Está compuesto por 90 células privadas y construido durante la época de las guerras tribales para poner a salvo los bienes más preciados: dinero, joyas, alfombras, semillas, pieles y sobre todo el famoso azafrán.




 Las niñas pequeñas han aprendido ya a ser invisibles




 Las puertas son muy a menudo unas obras de arte

Bajando hacia el agadir


 Tizgui


El Agadir de Tizgui

Seguimos a continuación bajando el valle hacia el sur, pasando por los pueblos de Tougouyamt donde bebemos un buen té en casa de Abdel, y de Aït Amrane y Aït Ag-Sine. 


 A lo lejos, el pueblo de Tougouyamt

 En casa de Abdel

Yolanda nos sirve el té

 Hay que mirar de cerca... 



 Un cementerio


Delante de la escuela






A partir de Aït Ag-Sine, entramos andando en el lecho de un río seco, en las maravillosas gargantas de Tislit (1640 m) donde dormiremos bajo las estrellas después de un fresco baño en su pequeño río y una buena cena. ¡Que más se puede pedir a la vida!




El campamento nos espera

 Mujeres y niños han llegado del pueblo cercano para vender sus tapices


 Debajo de las estrellas

Miércoles 30/03: Salimos temprano del campamento hacia el pueblo de Tislit (1760 m), y su mercado semanal junto a la carretera asfaltada, donde nos espera una furgoneta que nos llevará por el Tizi-n-Test y su carretera de vértigo, al pueblo de Imlil, el Chamonix del Toubkal. 

 Son las 6 y media... hay que levantarse....



 Último desayuno en Sirwa



 El pueblo de Tislit aparece

 En el mercado



 Ángel da la paga a nuestros muleros

Agur Sirwa... el Toubkal nos espera....

Sigo con este viaje en la próxima entrada: "Después de Sirwa... ascensión al Toubkal (Marruecos 2)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada